Koke Kit

19.95

¿Aceptarías el reto de confeccionar tu propia kokedama de Palmera Chamadorea

En este Koke Kit, vas a encontrar todos los materiales necesarios junto con las instrucciones que deberás seguir para elaborar tu propio tiesto vivo para la planta. 

¡Seguro que será un éxito!

Quantity
SKU: A05 Categoría:

Descripción

Originaria de Guatemala y México, esta planta se adapta muy bien a cualquier espacio iluminado del interior, dando un carácter tropical a la zona en la que se encuentre. Tiene una apariencia delicada pero se trata de una planta tremendamente resistente, por lo que es genial para aquellos que se inician en el mundo de la botánica.

CUIDADOS: Es conveniente que la planta esté ubicada en un lugar luminoso pero nunca en contacto directo con el sol. Es recomendable que esté protegida de corrientes de aire. El riego de la Kokedama debe de efectuarse una vez por semana durante todo el año, exceptuando los meses más calurosos que deberá ser regada cada tres días. El riego puede efectuarse por inmersión o por absorción.

Métodos de riego

Absorción (Recomendado)

Se sitúa un plato hondo lleno de agua debajo de la Kokedama durante dos días. El musgo irá absorbiendo el agua que, al mismo tiempo, por capilaridad irá subiendo hasta entrar en contacto con la planta.

Inmersión

Este método de riego consiste en sumergir la Kokedama (únicamente la bola de musgo) de 3 a 5 minutos, en un recipiente de agua en reposo y a temperatura ambiente.  Sabemos que la planta ha absorbido la cantidad de agua necesaria cuando dejan de salir burbujas. A continuación, sacaremos la bola de musgo del agua y la dejaremos escurrir sin apretarla. Sólo entonces estará lista para volver a ubicarla en su rincón habitual.

Musgo

Es recomendable mantener la humedad del musgo, esto lo podemos conseguir con un pulverizador de agua, rociando cada dos días. No obstante, con el tiempo, el musgo va cambiando el tono de verde a marrón y perdiendo su calidad.

Cuando nos pase esto podemos cambiar el musgo para mantener su aspecto inicial.

Ubicación y temperatura

La ubicación de nuestras kokedamas puede ser tanto en interior como en exterior con una buena iluminación, evitando la luz del sol directa.

Debemos evitar ponerlas en corrientes de aire, así como en exposición directa de aparatos de calor y frío artificiales.

Humedad

Si el ambiente es seco, podemos rociar nuestras plantas, pero con cuidado de no mojar las flores.

Colocar un recipiente con agua debajo de nuestro kokedama, una buena idea es añadirle piedras al recipiente para que el musgo no esté en contacto constante con el agua.

Abonado

Este abono se lo aportamos a nuestras kokedamas una vez al mes en el agua de riego con fertilizantes líquidos o te de humus de lombriz. De esta manera tendrán todos los nutrientes necesarios.

Poda

Todas las ramitas rotas, secas o amarillas, las debemos de podar con unas tijeras de poda, prestar especial atención en la desinfección de las tijeras, ya que así evitamos una posible transmisión de enfermedades de unas plantas a otras. 

Estructura de la Kokedama

Base de musgo (Bryophyta Schimp)

El musgo es una de las plantas más sencillas que hay a nivel estructural. Para su correcta conservación, es necesario que esté en un lugar bien iluminado pero sin estar en contacto con el sol directo, ya que en estado natural siempre se encuentra en lugares húmedos y con luminosidad. El musgo tiene la capacidad de retener la humedad. De este modo, almacenará el agua que pueda absorber y le ofrecerá a la planta el agua que vaya necesitando en cada momento.

Planta

Todas las plantas seleccionadas para las Kokedamas tienen unas características muy similares en cuanto a cuidados. Provienen de lugares dónde el clima es parecido, así pues, sus necesidades y cuidados son también muy similares.

Historia de las Kokedamas

La técnica de la kokedama nació hace unos quinientos años, de la mano de la técnica del cultivo del Bonsai… Descubre más sobre la historia de las kokedamas clicando aquí.

POR COMPRAS DE 50€

X
Ir a whatsapp
1
¡Hola!👋
¿En qué puedo ayudarte?🌱